domingo, 7 de abril de 2013

RELIEVE


La India es un país inmenso en el que podemos encontrar gran variedad de regiones fisiográficas; no obstante podemos diferenciar tres grandes conjuntos morfoestructurales: los Himalayas, la llanura Indo-Gangética y la meseta del Decán. Estos tres grandes conjuntos son resultado de la subducción de la placa índica bajo la placa euroasiática, que ha provocado el levantamiento de los Himalayas, mantiene un gran zócalo metamórfico al sur y crea un surco llano entre ambas unidades.
Los Himalayas son un conjunto de cordilleras levantadas durante la orogenia alpina. Se sitúan en el extremo norte del país y se extienden durante más de 2.500 km, separando la India del resto de Asia. Es el conjunto montañoso más elevado del mundo, y el de mayor extensión con dirección este-oeste. El conjunto tiene una estructura compleja, y enlaza al oeste con el Hindu-Kush y al este con las montañas Assamo-Birmanas. Se distinguen tres unidades de sur a norte, los Prehimalayas, con los montes Siwalis, que se caracterían por sus pliegues de tipo jurásico, que tienen una altitud de unos 1.300 m. Tras un surco intramontañoso aparecen los Himalaya propiamente dichos, los Pequeños Himalayas, caracterizados por los pliegues de tipo alpino, con sus mantos de corrimiento, y los Grandes Himalayas, la zona axial, con grandes bloques fracturados. Estas dos unidades están separadas por un surco intramontañoso. Aquí se encuentran las mayores alturas de la India: el Kangchenjunga, de 8.598 metros, la mayor altura de la India, el Nanda Devi, de 7.817 metros, y el Kamet, de 7.756 metros. Tras otra depresión intramontañosa se encuentra la tercera unidad, los Transhimalayas, con los montes Ladaj, que es la unidad más septentrional, y se caracteriza por un relieve fracturado de rocas metamórficas, también con grandes alturas, como el Nun Kum de 7.135 m de altitud. En este conjunto podemos encontrar grandes glaciares, profundas gargantas y enormes valles que dan variedad al paisaje e individualizan numerosas regiones.
La llanura Indo-Gangética separa los Himalayas del resto de país. Es una enorme planicie de más de un millón de kilómetros cuadrados. Se trata de la zona de subsidencia de la placa índica que ha sido recubierta por sedimentos procedentes de la erosión durante el terciario y el cuaternario. Es una unidad de escasa altitud (270 m) con una topografía monótona, sólo rota por pequeñas ondulaciones que forman colinas. Está dominada al oeste por el río Indo, que pertenece a Pakistán, y se extiende por todo el valle del río Ganges. La zona de transición entre sendos ríos se encuentre entre los ríos Sutlej y Yamuna. En el Ganges las llanuras son más extensas a su izquierda que a su derecha, ya que los Himalayas aportan mayor cantidad de derrubios y de manera más violenta, lo que explica la disimetría.
La meseta del Decán es el núcleo metamórfico de la parte continental de la placa índica. Da a la India su característica forma triangular. Es más de la mitad del país, y se extiende hasta el sur del trópico de Cáncer. Se encuentra parcialmente fracturada, debido a los esfuerzos de su empuje contra la placa euroasiática. A través de esas fracturas han aparecido fenómenos volcánicos, más recientes. También se han individualizado horts y graben en un típico relieve fracturado, pero de escasas dimensiones, los Ghates. Presenta un basculamiento general hacia el este, que explica la disimetría de la red hidrográfica. La altitud de esta meseta oscila entre los 500 y los 1.00 metros. Al norte la separa de la llanura Indo-Gangética las sierras de Aravalli, Vindya, Satpura y Maikala, que son el borde septentrional del zócalo. En el sur encontramos las elevaciones de Nilgiri, que llegan hasta los 2.633 msnm en el monte Doda Betta, y se prolongan hasta el macizo de los Cardamomos, con los 2.695 msnm en el pico Anai Mudi.
En el noreste de la India existe, aún, un pequeño zócalo aislado que forma la meseta de Shillong.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada